viernes, 20 de abril de 2018

SI ALGUNA VE ME PIERDU






Si alguna ve me pierdu,
búscami entri el misteriu y la natualeza,
ondi los cerezus y olivus se vistin de floris,
en callis empinaa u en las casas con tejau de piea,
en el silenciu, en la calma u en la solea.

Si alguna ve me pierdu,
búscami ondi los aregatos llevin ma pura el agua,
en el monti entri brezus, zarzalis y jaras,
en lus bosquis de eucaliptu, pinus y castañus,
u en los guertus sembraus de cebollas, tomatis y patatas.

Si alguna ve me pierdu,
búscami en culesquiera de los molinus,
pensandu tranquilu a la sombra de un ciruelu,
en el barriu judíu, cristianu u moru,
reguardau en lus portalis refugiao del fríu,
u caminandu y viendu la escarcha que deji el inviernu.

Si alguna ve me pierdu,
búscami en lus abrazus de mi genti,
en la bondad de mis añoradus paisanus,
al lau del pucheru que giervi en la lumbri,
en el ríu de los ángelis bañándomi en el veranu,
u en los caminus que llevin a los praus.

Si alguna ve me pierdu,
búscami a ondi la primaera tieni mil coloris,
ondi en el campanariu anidin las cigüeñas,
ondi el corazun se lleni de amo, alegría u ilusionis,
ondi sueñi el caminanti u la paz inspiri al poeta.

Si alguna ve me pierdu,
búscami a ondi el viajeru encuentri descansu y belleza,
un refugiu pa lus sentios, el corazón y el alma,
un lugar únicu ondi se respiri libertad,
llenu de gistoria, leyendas y dramas.

Si alguna ve me pierdu,
me puedi encontrar en Extremaura,
al norti de la provincia de Caceres, lindandu con Salamanca,
si alguna ve me pierdu,
búscami en la mancomuniad jurdana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario