sábado, 12 de mayo de 2018

COMU YO TE QUIERU





Yo quieru casarmi contigu niña,
pa que me quieas comu yo te quieru,
juntamus todus nuestrus jabius,
las casas, los olivus y los guertus,
y si tu pae lo consienti jasta el alta yo te llevu.

Yo quieru casarmi contigu niña,
pa que me quieas comu yo te quieru,
pue de toas las rosas mas jermosas,
que jai repartia por el mundu enteru,
tu jeris la mas preciosa y con los coloris mas bellus.

Yo quieru casarmi contigu niña,
para que me quieas comu yo te quieru,
desdi el prime dia que mis ojus te vierun,
no jai pa mi ma mujer en la jurdes que tu,
y si tu no me acepta yo de pena me mueru.

Yo quieru casarmi contigu niña,
pa que me quieas comu yo te quieru,
pa jace una via juntus compartiendu el mesmo techu,
sin importarnus ya na, sin importarnus el tiempu.

Yo quieru casarmi contigu niña,
pa que me quieas comu yo te quieru,
juntamus todus nuestrus jabius,
las casas, los olivus y los guertus,
y si tu pae lo consienti jasta el alta yo te llevu.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¿El poema es tuyo o de otro autor como Gabriel y GalaG por ejemplo?
    Me ha gustado
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poema es mío, yo soy el autor, todo lo que hay en el blogger es mío excepto las fotos que las saco de internet, gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. El simple hecho que creas que es de él es un alago, muchisisimas gracias. Un saludo

      Eliminar
  3. El CASTÚO no ha sido JAMÁS un dialecto de Las Hurdes. Esa palabra es todo un invento de un señor llamado Luis Chamizo Trigueros, natural del pueblo pacense de Guareña, el cual escribió un libro titulado "El Miajón de los castúos". Fue un señor con más sombras que luces, pues serias y honestas investigaciones le señalan como uno de los señoritos extremeños que apoyó la sublevación de los franco-fascistas contra el legítimo y constitucional Gobierno de la II República, dedicándose a confeccionar listas negras en las Vegas Altas del Guadiana, en donde aparecían anotados los rojos y republicanos que deberían ser represaliados. Por ello, recibió, al acabar la guerra, un buen puesto muy bien remunerado en Madrid, dentro del sindicato franquista del Espectáculo. El palabrejo CASTÚO no es admitido por la Universidad de Extremadura, por carecer de todo valor filológico y lingüístico, y porque dicha voz en totalmente desconida en todas las comarcas extremeñas donde se habla el ALTOEXTREMEÑO, un habla con raíces astur-leonesas y con documentos escritos tan antiguos o más que el castellano. El altoextremeño, en su variante jurdana, era y es el habla de Las Hurdes, como de otras comarca cercanas (Valle del Alagón, Tierras de Granadilla, Sierra de Gata, etc.) Ya hay varios libros en el mercado escritos en este dialecto. ¡Salud y buen día! Félix Barroso Gutiérrez.-

    ResponderEliminar