jueves, 31 de mayo de 2018

RAÍCES (Aquellus tiempus)






Andandu por esus montis,
esus montis que fuerun olvio,
entri pinus, jaras y zarzalis,
me deje el corazón míu,
caminandu por los lugaris,
dondi una vez jugue de niñu.

Aquellus añus de escuela,
de guas, incarroma y guerrillas,
de churro, media manga y mangu enteru,
joi se me clavan en el alma,
joi me invaden los recuerdus,
y van dejandumi resbala las lágrimas,
al pensar en aquellus tiempus.

Recuerdu las cabras de mi mae,
y la tardis con mi pae en el guertu,
saborandu aquellus tomatis de sabor tan buenu,
y la fresas silvestris que nacían al lao de los criaderus,
en aquellas tardis de veranu regandu los canterus.

Paseandu por los caminus entri olivus y cerezus,
visitandu los lagaris que dierun trabaju y dineru,
voy recordandu mi infancia jaora que me jagu vieju,
mentras algún paisanu se para a mi lau,
y hablamus los dos de aquellus momentus.

La tardi se vencí a la nochi,
mentras a la casa regresu,
la casa que fue de mis padris,
y que jantis fue de mi abuelus,
esa casa que cuandu yo falti,
será pa mis jijos que son mi jerederus.

Recuerdu aquellas tardis,
recuerdu aquellus momentus,
y añoru más que nunca el vivir,
el vivir de aquellus tiempus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario