viernes, 31 de agosto de 2018

AQUELLAS TARDIS


Nunca jabiu na,
Comu aquellas tardis de inviernu,
Toos areedor de la lumbri,
Contandu jistorias de aquellus,
Que venían de otrus lugaris,
Ja visita nuestru pueblu.


Con la chacina colga,
Y la tinaja juntu al fuego,
El pote pa la bolsa de agua,
Escuchandu comu chisporrea el leñu,
El vientu sopla con fuerza afuera,
Golpeandu fuerti contra el alberu.

La tardi pasa lenta,
Comu si se congelara el tiempu,
La plaza grandi está desierta,
Estamus aún a lunes y jasta el juevis no jay puestus,
El pueblu está solitariu, comu si estuvisi muertu.

Dice de repenti mi pae, sin veni a cuentu,
Os acordais de los titiriterus,
De la volanderas grandís al lau del colegiu,
Del enfadu que se cogió Don Tomas el curanderu,
Cuandu quisu subí a su jijo y le dijon que no sin dineru.

Aquella tardi no jechamus unas risas,
No jay na comu aquellus tiempus,
Toos al reedor de la lumbri,
Con mi pae, mi mae, mi abuela y mi abuelu,
Estaba también mi tía Ladi y mi tío Carlo el churreru,
Aquellas tardis de matanza, aquellas tardis de inviernu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario