lunes, 22 de octubre de 2018

JURDANO



Yo je naciu jurdano y jurdano seguru me mueru,
no jai na mas bonitu en el mundu que senti lo que yo sientu,
y jaber naciu en esta tierra llena de belleza y de misteriu,
con aire puru en la cara, con el olor del tomillo, lavanda y el brezu,
y la alegria de mi genti viviendu en pa y contentus.

Yo je naciu jurdano y jurdano seguru me mueru,
yo na le pio a naie salvu vivi el momentu,
y solu le pio a Dios que me de muchus añus veniderus,
pa levantandumi cada mañana oservandu lo que oservu,
los pinus en las montañas, los olivus y los cerezus.

Yo je naciu jurdano y jurdano seguru me mueru,
y desde que era chicu me sientu orgullosu de ellu,
y me paseu por el mundu contandu de dondi vengu,
de una mancomunidad tan bonita, tan bonita comu el cielu,
sueño de soñadores, descansu pa el alma y el cuerpu.

Yo je naciu jurdano y jurdano seguru me mueru,
paseandu por tus caminus dandoli rienda suelta al pensamientu,
dejandumi lleva viendu comu pasa mi tiempu,
por estus lugaris que tambien pasarun mis abuelus,
con las manus encallas, lagrimas en la cara y el corazón abiertu.

Yo je naciu jurdano y jurdano seguru me mueru,
a ver quien es el valienti que me jace a mi renega de ellu,
no jai naie en este mundu que se atreva a jacerme esu,
pues no jai na mas bonitu que senti lo que yo sientu,
yo je naciu jurdano y jurdano seguru me mueru,
yo je naciu jurdano, comu mis paes, comu mi abuelus.

AQUELLUS TIEMPUS



En ondi se jan quedau aquellus tiempus,
aquellus tiempus del pasau,
el burru capon y la cabra mocha,
el sachu y la cesta que me regalalun,
los juegus de aquellus dias,
y la niñez que se me ja escurriu entri la manus.

En ondi ja quedau la escuela,
los chaguarzus , la jaras y los regatus,
el olor a tierra moja, a tomillu y lavanda,
lo olivus, los ciruelus y los cerezus,
y las nochis con mieo al hombri del sacu.

En ondi se jan quedau los consejus de mi abuela,
el sobrau de la casa donde buscamos,
la chacina corga de las puntas de la vigas,
el fuegu con el pote y el agua pa lavarnos,
y los domingus de misa, y las señoras con rosario.

En ondi jan quedau las leyendas,
los cuentus que se contaban al lau de la lumbri,
los juegus del gua, el burru y el incarroma,
la risa a carcaja de los niñus en las callis,
y aquel olor de leña de la tahona.

En ondi se jan quedau aquellus tiempus,
aquellu tiempus del pasau,
en el ayer siendu para siempri eternus,
en mi memoria, mi nostargia y en mi piel,
y en cada uno de los momentus que recuerdu,
grabaus a fuegu lentu en mi sien.




sábado, 6 de octubre de 2018

JASTA MI ALMA





Cada dia va la moza a la madri del agua,
con su pelu negru y el barreñu con la ropa,
con la lavaera de maera y una sonrisa en la cara,
mentras yo la miru, ella me ignora y canta,
cancionis que a mi me gustan,
cancionis que me llegan y me enamoan el alma.

Cada dia va la moza a la madri del agua,
a lava la ropa en el arrollo pa llevarla limpia a casa,
mentras yo la miru atontao callendusime la baba,
pues no jai en mi pueblu moza mas forzua y mas brava,
que la jija de señor Pedru, lista, espabila y guapa.

Cada dia va la moza a la madri del agua,
y yo me sientu en el puenti jasta que ella acaba,
y la miru, y la miru, sin pode deja de mirarla,
pues mi corazon ya tiene dueña a ella la doy jasta mi alma,
que yo voy a pedirli a su padre la manu y jacerla pa siempri mi amada.

Cada dia va la moza a la madri del agua,
andando con gracia y salero, con arte y elegancia,
y yo la sigu de cerca, de cerca jasta su casa,
y a luegu ya se meti dentru jasta el dia de mañana,
que yo la esperare en el puenti, en el puenti de la madri del agua.

Cada dia va la moza a la madri del agua,
con su pelu negru y el barreñu con la ropa,
con la lavaera de maera y una sonrisa en la cara,
mentras yo la miru, ella me ignora y canta,
cancionis que a mi me gustan,
cancionis que me llegan y me enamoan el alma.